EL FONDO DE COMERCIO: AMORTIZACIÓN Y/O DETERIORO

Para el ejercicio cerrado a 31 de diciembre de 2016, las empresas españolas, en sus cuentas individuales, deberán volver a amortizar el fondo de comercio y otros activos intangibles de vida útil indefinida, bajo la presunción de una vida útil máxima de 10 años. Se mantiene, no obstante, en las cuentas consolidadas, la calificación de intangible de vida útil indefinida y, en consecuencia, la no amortización de este tipo de activos, sin perjuicio del eventual reconocimiento de pérdidas por deterioro de su valor.
Se trata, pues, de un nuevo episodio en el errático vagar de la normativa contable, que parece no saber muy bien qué hacer con el fondo de comercio, y que trae como consecuencia que el mismo pueda figurar por valores distintos, ya se tome el balance individual o el consolidado.
Para arrojar luz sobre el asunto, el European Financial Reporting Advisory Group (EFRAG) ha publicado un trabajo en el que se evalúa el peso relativo de este activo y su eventual deterioro, para una muestra de empresas europeas, en el período 2005-2014.
Leer más…
Entre tanto, a las empresas españolas, a la hora de elaborar las cuentas anuales individuales del ejercicio 2016, les corresponderá afrontar la transición al nuevo criterio contable de amortización del fondo de comercio.
Leer más…